martes, 17 de enero de 2012

El mundo internaútico es un pañuelo.

Esta mañana he recibido un mail de uno de mis hermanos diciéndome que había encontrado este blog por casualidad. La probabilidad de que esto ocurra es bastante pequeña, pero ha ocurrido.

La razón de esta "casualidad" ha sido la búsqueda de una palabra que era la protagonista de una entrada en el blog. La palabra en cuestión es "ojarapel". Esto me hace pensar que, tal vez, una forma de que alguien lea este  blog (que sólo tiene un seguidor) es crear entradas con palabras sugerentes y que tengan algo que ver con el rollo que escribo. Se admiten sugerencias, pero que no sean del tipo: "Rajoy en tanga" o  "La novia de Bono". Ante todo seriedad.