martes, 5 de agosto de 2014

La Pedriza. Choza Kindelán, Refugio Giner de los Ríos y el Tolmo

3 de Agosto de 2014.

Dejo el coche aparcado en una zona de parking en batería, en la misma calle. Si sigues más adelante por la calle, no podrás aparcar sino hasta llegar al final, donde hay unos restaurantes. Si vas pronto no tiene por qué haber problemas, pero a partir de las 11 en adelante, aparcar puede ser complicado.

Remonto el río por un camino por la margen izquierda. Me encuentro casi nada más empezar con un remanso que creo que fue en el que estuve con mis hermanos y unos amigos hace más de 30 años y en el que nos intoxicamos todos por beber agua de una fuente, y estuvimos dos días con cagalera. 

Sigo el curso del río y me encuentro con muchos sitios perfectos para darse un baño. No pensaba que esta parte del río fuese tan bonita. Es incluso mejor que la parte superior del río.

(1) Rio Manzanares a su paso por la garganta de la Camorza
(2) Rio Manzanares a su paso por la garganta de la Camorza

(3) Camino por la garganta de la Camorza
Es pronto, y apenas me encuentro con nadie. Al entrar en la parte de la Pedriza más interior, saliendo de la garganta de la Camorza(cerca del parking interior de la Pedriza) nos encontramos con un bar al lado del río. Al lado del bar hay un puente que cruzaremos a la vuelta desde el otro lado.

Seguimos caminando al lado del río y unos 500 metros más adelante cruzamos un arroyo que desemboca en el Manzanares (arroyo de la Dehesilla) por un puente de madera. Más adelante dejamos a nuestra derecha un lugar denominado "Los Barracones", que, como su nombre indica consiste en unos barracones que supongo que se utilizarán para algo. Justo donde la valla de Los Barracones dobla hacia la derecha, hay un cruce de caminos. Seguimos uno muy ancho indicado como "la Autopista". El nombre está muy bien puesto. Es un camino ancho y muy cómodo que remonta el arroyo de la Dehesilla por la margen derecha. Estoy atento al GPS porque siguiendo por este camino hay que desviarse a la izquierda unos metros para llegar a la Choza Kindelán. Al llegar al punto concreto se intuye una senda que sube por la ladera. La senda es un poco confusa y me desvío un poco. 

No veo ninguna choza. Vuelvo a mirar el GPS y me indica que estoy al lado. Me subo a una roca y allí está: justo al otro lado de la roca a la que me he subido. La casita tiene como techo una gran roca que sobresale y a la que le han puesto una pared de rocas muy bien puestas con su apertura a modo de ventana y su apertura para entrar. Ni la ventana ni la puerta tienen cerramientos, sólo una especie de mantas para evitar que pase el frío. La choza está limpia, hay unos vasitos de plástico en su envase, sin usar, y unas pocas velas. El suelo tiene unas lonas plastificadas para poder tumbarse con un saco de dormir, y hay restos de un pequeño fuego. A la entrada de la choza hay una sillita de metal de las que había en las terrazas de la casa de campo hace años.
(4) Choza Kindelán
Me sorprendió lo bien conservado y lo limpio que estaba. Se podría dormir allí sin problemas en cualquier momento. Se nota que este es uno de los lugares desconocidos por la gente guarra y sin conciencia que ensucia todo lo que toca.

Bajé de la Choza Kindelán y continué por el camino remontando el arroyo. Quería ver también la Charca Kindelán que por las fotos que había visto debía de ser un sitio muy bonito. No sé si yo tenía las coordenadas mal, o que el arroyo llevaba poca agua por allí, pero el caso es que no vi nada que se pareciese ni remotamente a las fotos bucólicas que había visto. Retomé el camino y seguí adelante.

Continuando poco más de 1 km. por el camino llegamos a un sitio que al parecer se llama el "Llano de la Peluca" por lo que he visto en los mapas. Allí hay un puente que cruza el arroyo y desde allí puede verse a tiro de piedra el refugio Giner de los Ríos. En este punto pregunté a un señor que iba con su nieta si quedaba muy lejos el Tolmo. Me dijo que estaba muy cerca, así que cogí el sendero que me llevaría hasta allí.
(5) El Tolmo
(6) El Tolmo desde otra perspectiva
(7) Vista desde el Tolmo
Había visto rocas grandes, incluso más grandes que el Tolmo, pero esa piedra enorme allí, en medio, sin otras rocas, te plantea la pregunta de cómo llegó hasta allí. Me imagino que sería consecuencia de un desprendimiento hace miles de años. Me hubiera gustado ver esa mole rodando ladera a bajo hasta llegar donde está ahora. Eché un vistazo a la roca y al entorno, saqué unas fotos y comencé el viaje de vuelta. Para que fuera más entretenido decidí volver siguiendo el cauce del arroyo por el otro lado.

Me acerqué al refugio Giner de los Ríos y vi que estaba cerrado a cal y canto. Me imagino que en invierno lo abrirán, porque si ahora en verano estuviera abierto seguro que enseguida lo llenaba la gente de mierda. Me acerqué a la senda que descendía siguiendo el río, esta vez por la margen izquierda. Creo que no cogí el camino bueno, porque en varios sitios se perdía la senda. Al final la senda se marcaba claramente con un suelo con muchas piedras, en ocasiones con suelo bastante irregular, pero en general cómoda. Se podían ver algunas pozas perfectas para el baño, algunas incluso con "ducha".

(8) Pequeña poza con "ducha" en el arroyo de la Dehesilla
Al llegar al puente por el que ya había pasado anteriormente, volví a cruzarlo y me dirigí hacia el aparcamiento de Canto Cochino. Desde el parking seguí el camino al lado del río hasta llegar al puente que está al lado del bar y continué por el mismo camino que hice a la ida. Ahora el río Manzanadres estaba lleno de gente que había ido a pasar el día. Me crucé con una familia que me sorprendió: según me acercaba a ellos se oía más una música que debía ser reggeton o como se llame. Al pasar junto al padre, me di cuenta de que la música salía de dentro de su mochila. No pude más que pensar que cómo se puede ser tan imbécil de ir al campo y llevarse el ruido puesto.

Continué hasta El Tranco. Allí ya había tantos coches que no cabía ni uno más. Como hasta el Tranco llegan las calles de Manzanares, en vez de volver al lado del río por el camino que ya había recorrido, fui por la calle porque me apetecía llegar cuanto antes a casa.

En resumen: excursión sencilla y con muy poco desnivel y bonitos parajes.

Podéis ver la ruta y descargarla para GPS en: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=7457212