viernes, 1 de marzo de 2013

Imagen de catetos



Ayer leí el titular de una noticia que me animó a leerla completa. Decía así: "Dos estudiantes españoles saludan 'a lo Gandía Shore' en el Parlamento europeo". 

No sabía cómo es eso de saludar a lo Gandía Shore, aunque me imaginé que sería algo ridículo, al tratarse (Gandía Shore) de un programa todavía peor que Gran Hermano. Por otro lado, también me chocaba que dos estudiantes trajesen a colación en el Parlamento Europeo alguna estupidez procedente de la telebasura. Inocente de mí, pensaba que tendrían que ser estudiantes que sobresaliesen entre los demás, y que por ello se les había premiado pudiendo salir a la palestra en Estrasburgo. Pues no.

Comienza el vídeo que se incluye en la noticia, y aparecen dos chavales, chico y chica (será por la paridad) dirigiéndose a un atril para leer algo. Comienzan a leer en ingles, si es que a eso se le puede llamar inglés. Los idiomas siempre han sido uno de los puntos flacos de los españoles, pero es que lo de estos chavales induce a pensar que ni siquiera saben leer en español. ¡Vaya pronunciación de mierda! Cuando yo iba al cole (y no era el Instituto Británico, sino un colegio público) cualquiera de los alumnos de 8º de EGB pronunciábamos de una forma más o menos digna. 

¿Pero quién ha sido el cretino que ha escogido a estos dos chavales para que hagan el ridículo en nombre de los estudiantes españoles? ¿ Es que no hay chavales que sepan leer un poco decentemente en inglés?

¡Y esto era sólo el comienzo! Como colofón,  va el figura, y al final suelta un berrido ininteligible que luego me he enterado que decía:  ¡Exagerao España! que al parecer es el grito de guerra de una descerebrada que aparece en el mencionado Gandía Shore.

Y para que ya la vergüenza sea mayor. Resulta que:

Ambos estudiantes y su centro educativo estaban representando a España en una de las dos sedes que tiene el Parlamento Europeo, exactamente, en la de Estrasburgo, dentro del programa Euroescola, cuyo principal objetivo es acercar las instituciones europeas a los jóvenes del continente.

Pues desde luego, espero que las instituciones europeas no se hayan acercado lo suficiente a estos dos imbéciles como para que en el futuro sean eurodiputados. Aunque bien pensado...¿qué otro futuro pueden tener estos chavales que no sea la política, para la que no se pide absolutamente NADA?



No hay comentarios:

Publicar un comentario