viernes, 2 de noviembre de 2012

De espárragos y mofetas.










Hace ya un tiempo noté que a veces, al orinar, la orina olía especialmente mal. Después de varias ocasiones en que lo noté, por fin descubrí el denominador común: había comido espárragos. Busqué si había alguna relación entre el meado apestoso y la ingesta de espárragos, y efectivamente que la hay.
Los espárragos tienen una sustancia, el ácido asparagúsico, que cuando nuestro cuerpo lo metaboliza produce una sustancia de desecho llamada metanetiol, que es muy parecida a la esencia de mofeta.

El ácido asparagúsico se metaboliza rápidamente, por eso cuando vamos a mear justo después de haber comido espárragos, el pis ya huele que apesta. Lógico. ¡Si estamos expulsando algo parecido a esencia de mofeta!

1 comentario:

  1. Compartiré esta interesante información con mis compañeros de trabajo en la sobremesa de nuestra próxima comida. No sabía que tuviésemos esa relación con las simpáticas mofetas.

    ResponderEliminar