viernes, 2 de enero de 2015

Acabando el año en el río Guadalix

Lo que en un principio iba a ser una excursión con sólo tres personas, se convirtió en una de diez personas y un perro. En mi afán de que mis hijos se aficionen a pasear por el campo, les propuse ir al Hervidero del río Guadalix. Como a Álvaro sólo le apetecía ir con frío y ver el Hervidero helado, escogimos el 31 de Diciembre porque la previsión era de frío.

Nos juntamos el 31 de Diciembre de 2014 en el polígono industrial El Raso de San Agustín de Guadalix, y de allí salimos andando a las 10:00. Hacía bastante frío, y los chavales (Álvaro, María y Jaime) se detuvieron nada más ver la capa de hielo del río para romperlo con palos y piedras.

Cruzando el puente de madera al lado del polígono industrial.


Rompinedo el hielo.


Más adelante, cerca del Hervidero, bajamos de nuevo al río, en un recodo muy bonito en el que hace unos años pusimos un geocache. Como el geocache se lo llevó algún desaprensivo, nos llevamos otro y lo volvimos a esconder. Espero que este dure bastante más.


Buscando un lugar para el geocache.
Después llegamos por fin al Hervidero, bajamos con cuidado por las escaleras de piedra, no tenían hielo, pero imponen respeto. Un paso en falso y puedes sufrir una caída importante. A los niños les gustó mucho. Álvaro, uno de mis sobrinos y mi cuñado ya lo conocían, pero no así el resto. Allí estuvimos un rato haciendo el "turista", y después tuvimos que sacar a los chavales casi a rastras, porque se lo estaban pasando pipa dando palos al hielo.
El Hervidero.
Los pequeños exploradores.

María posando.
Desde allí subimos hasta el comienzo del camino del Cañón del río Guadalix y anduvimos hasta las cuevas que hay al lado del camino. Cuevas que, al parecer son artificiales y creo que tenían como objetivo que el agua pasase por ellas. Al final se lo debieron pensar mejor y trazaron la canalización al lado.

María emulando a Vilma Picapiedra.
Después del paseito, cada uno se fue a su casita, a preparar la última noche del año. Esto último lo digo con ironía, porque a mí esto de las cenas conmemorativas del Fin de Año me parece una estupidez, pero en fin... tengo asumido que soy raro y tengo que tragar con las costumbres sociales.

Podéis ver el recorrido y descargar el track para GPS en: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario