lunes, 13 de junio de 2011

Monster Jam.

Pues sí. El sábado pasado me fui con mi hijo de 9 años a ver el Monster Jam. La experiencia no estuvo mal, aunque yo mejoraría el sonido...

El ruido era ensordecedor, y no por los motores de estos bichos, sino por el sonido estruendoso de los altavoces: algo insoportable. Con razón había gente con tapones para los oídos...Nosotros pagamos la novatada.

Otra cosa que me molestó bastante es que en los estadios no está prohibido fumar. Nos tocó delante una petarda que de vez en cuando se encendía un apestoso cigarro, y de vez en cuando nos llevagan vaharadas de su apestoso y putrefacto humo. Espero que prohiban también fumar en los estadios.

Bueno, ahora empezaremos por lo positivo...No todo van a ser p....fumadores y sicópatas del ensordecimiento.

Los locutores intentaban hacer vibrar a la gente con un espectáculo que sí, estaba muy bien, pero en España, no nos engañemos...no hay tradición de este tipo de espectáculos. Aunque están bastante bien y son entretenidos, yo creo que el espectador español no llega al grado de "frikismo" de los americanos.
Cuatro de los participantes antes de comenzar.

Otro aspecto graciosete, y que muestra que aquí todo este tinglado es una novedad era la locución. Había dos locutores, uno que parecía español y el otro debía ser de Méjico. Las expresiones como: reversa (por marcha atrás), manejar (por conducir), llantas (por neumáticos), etc...eran constantes, y la verdad es que no desentonaban, ya que era igual que cuando lo ponen por la tele.

"Iron Man" en pleno salto.

La primera "competensia" consistía primero en una eliminatoria en la que los 10 participantes se dividían en grupos de 2 y hacían un "one to one", es decir, que salían de lugares opuestos del circuito y tenían que completarlo antes que el otro. Al final sólo quedaba uno que era el ganador de esa parte de la competición (perdón, "competensia").

La segunda era el Free-Style. Cada uno de los 10 participantes hácía el recorrido que quería durante 90 segundos. Si el jurado veía que lo hacía bien, le daban otros 30 segundos para seguir haciendo el macarra. Todo lo que hacían era puntuable. Muy importante: el dar marcha atrás está muy penalizado. Por eso tienen que calcular muy bien el trazado, porque si salen mal de un obstáculo pueden verse obligados a afrontar el siguiente por algún lado por el que pueden volcar. De hecho hubo cuatro vuelcos.

Se me olvidaba, también hubo actuación de motoristas free-style, que son los que dan volteretas en el aire. También estuvo muy bien.

En resumen. Os lo aconsejo. Nos lo pasamos muy bien.

En SugarSync he dejado fotos y vídeos en el enlace siguiente:
https://www.sugarsync.com/share/d5jhyncrwoa3s

No sé si estará accesible para todo el mundo. Yo lo he puesto sin password...

No hay comentarios:

Publicar un comentario